¿Cómo se contrata a un Interim Manager?

El servicio se contrata mediante una relación mercantil, sin establecer vínculos laborales. En las condiciones del contrato se determinan los aspectos relacionados con la duración del mismo, así como la consecución de objetivos y la cesión de la autoridad necesaria para el desempeño y logro de éstos últimos.

 

¿Cuándo contratar un Interim Manager?

Hay ocasiones en las que la aportación de un Interim Manager puede ser especialmente beneficiosa:

  • Reestructuraciones, reorganizaciones.
  • Puesta en marcha de proyectos de gestión de distinta índole.
  • Estrategia (implementación, seguimiento y control).
  • Refuerzo departamental transitorio.
  • Sustitución de directivos en baja transitoria.
  • Vacantes sobrevenidas.
  • Formación en habilidades directivas.
  • Periodos de crisis.
  • Proyectos estratégicos estancados.
  • Relevo generacional en la empresa familiar.
  • Desarrollo de nuevos modelos de negocio.